Tag Archives: abismo de pasión

Una visita inesperada

10 Oct

Reencuentro2

…. caía la noche sin esperanzas sin nada. Me fui a la cama desde temprano, ya que el trabajo había sido agotador. No podía conciliar el sueño, quizá por lo temprano que era. Me levanté y me dispuse a escuchar música mientras degustaba de una cerveza fría en la sala. A la vez estaba meditando el porqué de la soledad en todos estos años. Destapé de la otra cerveza y volví con mi monólogo interior, con cierta melancolía por la música de fondo como si supiera ya de lo que estaba pensando. Salté de repente, cuando tocaron en la puerta…

_Abrí la puerta y encontré a una mujer con la cabeza agachada. No podía siquiera reconocerla porque la tenía cubierta; entonces le pregunté que quería. _Entonces, como en cámara lenta, levantó la frente y vi sus ojos llorosos. Era ella, la chica que había estado buscando en todos estos años, a quién le había dedicado mis entradas, mis letras, era la chica de quien seguía tan enamorado.

Sin articular palabra alguna, se echó a mis brazos, a lo cual correspondí con mucho afecto. Por qué no. Entonces pasamos a la sala, donde empezó a contarme todo lo que había pasado en todos estos años, allá en la distancia, donde no pude estar, por tantas mentiras mal armadas, pero así comprendí absolutamente todo, como siempre le había comentado.

Estábamos tan cerca del otro y sin más, volvimos con nuestros apasionantes besos. Ese, nuestro reencuentro donde ya nadie más se iba a entrometer. Donde ya nada importaba, solo nuestros cuerpos fundiéndose con el calor de amor. Ese amor contenido y emergente que se desata en una noche de ardiente pasión.

… Cuando desperté en plena madrugada, creí que todo había sido un sueño, pero me percaté de su presencia, de su aroma, y de ese cuerpo sensual justo ahí… a mi lado.

Ismael Martínez
Un amor a la medida...

Anuncios

Recuerdos…

2 Jun

15 - 1

Volvieron los recuerdos al subir los escalones para llegar al tercer piso, luego al abrir la puerta de aquella habitación número 32, abriéndola desesperadamente por los recuerdos tan intensos.

Como si la habitación de ese hotel hubiese estado intacta en todos estos meses. Como si fuese nuestra propia habitación; seguían las sábanas blancas, la luz tenue, desde luego que es la particularidad que tienen los hoteles pero jamás pensé que se acordarían de un huésped. Pero como no; después de todo lo que hicimos en aquel mes de agosto, después de las cadenas de mensajes que le mandé a la gerente para que se acordara de esa aquella vez. Y para esta ocasión le había mandado un correo electrónico para alquilar una habitación; para mi sorpresa le habían dado cliché al cuarto.

…pero esa no es la cuestión. Yo me incliné a los recuerdos con la única indiferencia de estar sin ella. A una distancia mínima sin la posibilidad de encontrarla al doblar la esquina, sin ninguna esperanza de tenerla de nuevo entre mis brazos y decirle cuánto la amo.

El problema ahora es que, la extraño demasiado, tal vez porque no le hablé, tal vez porque nos faltó tiempo para comprender que nos pertenecemos o quizá de decirnos que las cosas debían de terminar ahora y para siempre. Ahora, ya no existen palabras bellas, todo se ha derrumbado.

Ismael Martínez 
Ahora nuevamente en la distancia, entiendo que te amo.

El binomio Perfecto.

6 Dic

Cuántas indirectas hasta que nos atrevimos a hablar de la verdad. Frente a frente se atiborraron los sentidos, tuvimos un pequeño intercambio de opinión. Con eso bastó para conjugar nuestros sentimientos; el binomio perfecto. Para después perdernos entre platicas y pláticas-. Por ello hubo tanta inspiración para terminar una pequeña versión.

...no te apartes de mi.

…no te apartes de mi.

Puede que no sea como Mozart, Chopin y ni puedo componer una sinfonía como la de Beethoven, ni seré como Benedetti ni García Márquez para escribir grandes hazañas, pero con lo elocuente de mis palabras podré formas cadenas de palabras bellas y perfumadas, completando una oración aunque no tenga rimas ni grandes sonetos.

Todo es cuestión de quien eres, la razón por la que lo eres. Pero no hablaré de mí, ni de mis grandes momentos, ilusiones banales, ni esperanzas trinchadas. Quiero hablar de ti, sin conocer tu esencia, porque ha pasado algo raro ya que tiendes a inspirarme sin darte cuenta. Porque pasas a mi lado y me dejas grandes sensaciones, el perfume fresco de una bella mañana.
Te quiero; no lejos de donde estoy, no en otro mundo ni en otra galaxia. Quizás no soy tan explícito después de todo; alguien me dijo que si quiero a alguien tengo que explicarle a donde y he llegado a la conclusión como dice Mario Benedetti: De que “Te quiero”, simplemente a mi lado; no como una amante, no como una esposa, no como una novia que se cuela en todas partes, sino como una compañera, una amiga… Aunque no sé cuánto más pueda soportar, los sentimientos traicionan después de todo.

No seré poeta esta vez, no te bajaré las estrellas de las cuales contemplas cada noche, no te llevaré a la luna pero si haré posible tu entrada a mis sueños, de compartirte los más bellos momentos y puedas rescatar lo más significante para ti, y la vuelvas toda una filosofía. _ya sé, hablo más de mí que de ti, y no me acuerdo dónde quedó lo que prometí.

…cuando en plena madrugada, despiertas para contemplar a las estrellas yo escribo en nombre de ellas; y así como tú en esa contemplación yo hago danzar mis letras con emoción. Mientras que le cuentas a la luna tus más íntimos secretos, yo sigo aquí escribiendo en el silencio donde no existen límites, donde incluso puedo burlar a la muerte que me persigue en cada pesadilla. 🌙🌠✴🌛🗿 Son simples mis oraciones sin estrofas, sin rimas. Pero con sentimientos que se sofocan en una única búsqueda: Tú…. Queda la duda y lo sé, porqué a ti, porque en tan poco tiempo me has hablado con filosofía, has abarcado grandes temas de las que yo habría sido incapaz de entender.

Ismael Martínez
Dulce viaje eterno, llévame a donde tú quieras…

Un amor a base de mentiras…

30 May

Que nos pasó. Cada quien por su lado como dos desconocidos en el mundo. Caminos en direcciones opuestas por eso no coincidimos en la mayoría de las cosas. Aunque escuchamos la misma canción, ninguna me viene a la mente hoy, vimos la misma serie pero nuestros mundos eran estáticos.

Cuál dinámica en nuestra relación que se perdió con el paso del tiempo, nos faltó el valor para hablarnos frente a frente. Pero sin más palabras ni preámbulos de lo que construimos solo un beso en la mejilla, sin respuesta alguna nos deslumbró. Quedamos insatisfechos con lo que pasó, ni siquiera nos acercamos para cumplir nuestras promesas; todavía quedamos con las dudas.

Pero en qué fallamos o cómo lo hicimos, estamos al tú por tú y no creo que sea necesario. Solo debemos entender que esto no es la primera vez… y siempre salimos ilesos a estos problemas porque no lo inventamos. En cuántas mentiras hemos caído, tal parece que no existe esa confianza entre nosotros. Ya llegamos al límite existente, los dos somos del problema y como tal debemos resolverlo. 

Claro que hemos fallado, hemos creído en cada mentira desde el principio. Todo ha permanecido ajeno a la mayoría de nuestros actos, no hemos intuido al menos riesgos necesarios y vivir nuestro latente amor. Estamos al borde de la perdición, quedamos siempre en suspenso por la magnitud de las mentiras.

Buscamos de la otra persona un nuevo modo de vivir, pero encontramos obstáculos, intereses que se mueren. Siempre nos hemos posicionado del lado contrario como si quisiéramos convertirnos en enemigos.Imagen

 

Solo quiero que sepas que te amo Nancy… Te amo.