Archivo | Erotismo RSS feed for this section

Un beso apasionado…

30 Abr

0013615.gif

Dime chiquilla, porqué me besas con tanta intensidad. Dime qué es lo que pasa, y ahora regresas como sin nada después de mucho tiempo de ausencia, pero dime ya chiquilla, que tienes que te noto triste, y se ve que has llorado. Porqué tienes esos ojos hermosos llenos de lágrimas (?). Dime ya por favor.

Desde el momento en que te has parado a la puerta me he dado cuenta de cuanto has sufrido, pero ven aquí, a acurrucarte en estos brazos que siempre han esperado a por ti. Cuéntame que te trae de nuevo por aquí, hace años que te fuiste sin decir nada. _Espera, no confundas mi entendimiento  y me beses con tanta pasión. Espera, no podemos hacer esto, sin antes entender el uno del otro. 

No es mentira que igual te deseo, que te sigo amando a pesar del tiempo, no es mentira que ahora mismo quiero hacerte mía, todavía tienes ese toque elegante y salvaje que me vuelve loco. Ven, no importa lo mucho que ha pasado, no importa las contradicciones a las que me envuelvo, pero no soporto de la idea de tenerte aquí tan cerca y no desear besarte. 

_Despacio chiquilla, con calma, solo déjame entrar. No temas, sigo siendo el mismo apasionado, loco y enamorado. Respira lento, cierra los ojos, no temas que aquí estoy, paremos el tiempo.

Ismael Martínez
Un espacio exclusivo  #Ies
Anuncios

Una noche más…

20 Feb

descarga

Aquella noche estaba en mi estudio haciendo planes sobre mi nuevo discurso académico cuando tú llegaste. Abriste la puerta sigilosamente, volviste a cerrar con llave. Entraste tan segura de ti misma.

Noté en ese momento tu nuevo peinado, tus zapatos nuevos, te veías hermosa con esa falda gris tipo ejecutiva. Una blusa que encajaba perfecto con tus ojos, con tu figura radiante. Llegaste a mí con un beso enamorada, así como siempre lo hacías. Estabas entonces cerca de mi tan sexi que no me pude resistir. Me levante de mi silla, me abrazaste fuerte, nos miramos frente a frente, entonces nos besamos apasionadamente…

Te tiraste a mí sujetándote de mí cuello, mientras nos acariciamos mutuamente. Era claro tu posición en ese momento, empecé a poseerte, mis manos subieron a tu pecho dibujando círculos. No tardaste mucho en reaccionar, tus pezones estaban despiertos como alguna parte de mí. No perdimos el ritmo en besarnos. Tiré de tu blusa y bajé lentamente quitando tus bragas dejándote al descubierto, solo para mí.

Abrimos espacio en el pequeño escritorio; luego de incomodarnos e irnos al sofá. Estabas perfectamente posicionada, tus hermosos pechos blancos lucían resplandecientes. Bajé poco a poco dibujando un mapa de tu cuerpo, gemías suavemente con cada embestida, poco a poco me quedé tan dentro de ti. Gritaste mi nombre, consciente de cada acto.

Me olvidé de mi discurso por un momento, relajándome eternamente. Saboreando de tu piel, tan fresca y suave, solo para mi… Lo disfrutamos.

Ismael Martínez
Encontrando una inspiración...

Quiero que vuelvas…

1 Feb

images (1)

Aunque ha pasado mucho tiempo desde aquella vez cuando estuvimos justos, todavía recuerdo cada poro de tu piel, aunque suene poético pero es que no encuentro nada mejor. Ahora me pregunto el sentido de la vida.

Ay, señorita, no sabe cuánta falta le hace a mi vida, he buscado tantas maneras de olvidarme toda su esencia pero no ha habido nada. Solamente consigo que los recuerdos lleguen a mi, y puede que me vuelva un loco manipulador, pero ahora sin tus besos las cosas son aun peores.

Recuerdos, cuántos recuerdos, y ahora al habernos alejado más y más, nos necesitamos con urgencia, sé que tú lo quieres, cuántas veces me pediste a gritos que te devorara por completo, cuántas veces gemiste mi nombre en plena acción; cuántas que ahora deseo que vuelvas.

Tengo tantas ganas de volverte a ver, convertir mis días grises en momentos maravillosos, por favor vuelve, quiero volver a escribir nuestra historia, con escenas eróticas que te apasionan.

Ismael Martínez
Una esperanza

Amantes Furtivos (Parte II)

12 Jul
No hay cosa más bella que dejar de...

No hay cosa más bella que dejar de…

Mientras que él chico disfrutaba con su novia los fines de semana. Alguien los observaba pero no se daban cuenta. Así pasaron dos semanas hasta que el mensaje apareció de nuevo en su celular, justo cuando estaba con su novia, así que decidió no decírselo porque estaba averiguando de quien se trataba.

En la noche cuando estaba en su casa, se puso a leer el mensaje que decía: créeme que no es mi intención seguirte a dónde vas, solo es una casualidad. El chico molesto le pidió por última vez su nombre. Pero ésta no le respondió. Entonces le marcó una y otra vez a la misteriosa mujer pero no le contestó. Seguido de esa acción de molestia, la mujer le escribió y le dio el mayor indicio de quien era: sabes tú me conoces, me has visto, pero no me has tratado. Tengo dos hijos, un esposo, pero lo que busco es un amante.

Y tú estás tan cerca de mí que no puedo dejar de mirarte cada vez que pasas. Vivo a dos cuadras de tu casa, en el portón café. Pero; lástima que no puedas buscarme ahora, porque justo estoy cenando con mi familia.

_eso era lo más extraño. Ahora el chico tenía un nuevo dilema. Desde el punto en donde estaba tenía que caminar dos cuadras a la derecha, a la izquierda, enfrente y por atrás hasta encontrar una casa con el portón café. Más sin embargo no lo hizo. Tenía miedo a que le pasara algo. Al día siguiente, se puso a caminar sin rumbo en las cuatro direcciones en donde podía encontrar nuevos indicios, para descubrir a la misteriosa mujer de los mensajes. Veía cada casa pero no encontraba alguno que tuviera el portón café.

Hasta por último se acordó del mensaje que decía que él pasaba enfrente de su casa y por eso ella lo veía. Entonces caminó por el lugar de siempre cuando se iba a su escuela. Y ahí estaba esa casa, con el portón café pero temía tocar el timbre ya que le podía pasar cosas desastrosas.

Mandó un mensaje a esa mujer que no se había dado a conocer del todo, diciéndole que estaba justo en el lugar que ella le había indicado. A lo que ella le respondió que sería en la noche cuando sus hijos se durmieran para que pudieran platicar a gusto. En ese momento la mujer dio a conocer su rostro jovial desde el segundo piso de su casa. El chico se acordó enseguida de ese rostro que no se perdería aunque pasen los años. Fue cuando el inició sus estudios en la universidad cuando se topó con aquella mujer justo enfrente del salón que le habían sugerido para tomar sus clases. Después de los días la vio en su vecindad y por ello, el mensaje sugerido. Nunca pensó que estuviera casada y con hijos aquella primera vez cuando se vieron en la universidad y mucho menos que ella fuera de su propia vecindad.

Se dio cuenta el joven de que pudiera ser un error., y corrió a su casa, le habló a su novia y le dijo lo mucho que la amaba. Entonces escribió un nuevo mensaje de texto que decía: hasta que te dejaste ver, ya te reconocí. En serio que te ves hermosa. No sé qué es lo que quieres platicar conmigo, pero me podrías adelantar algo. (¿?).

Ismael Martínez
Siguiendo la tercera historia...

Amantes Furtivos (Parte I)

8 Jul
Donde la soledad queda muy lejos...

Donde la soledad queda muy lejos…

_Ella, una mujer perfecta como pudiera decirse, de veinte cinco y otros años más. En varias palabras hermosas, ella es tan linda, tan joven a pesar de los años encima y cuando es madre de dos hijos. Inteligente si se pudiera leer su mente voraz. Una maestra de primaria, tan bella y sensual pero con una debilidad.

Cuántos cuentos sobre su vida, con una mujer inteligente de esa magnitud, hermosa para su esposo y para muchos más, se pudiera pensar que es feliz del todo, pero en esta historia no puede ser cabida su felicidad.

_Él; un joven de 19 de años, fuerte y estudioso en la política. Deseoso de superarse a sí mismo. Se caracterizaba por ser el más inteligente de su salón. Donde la envidia de sus compañeros era algo más que le incomodaba, pero no le daba tanta importancia porque sabía que más allá de eso, él podría ayudarlos de alguna u otra forma en unos años más. 

Durante sus diecinueve años había aprendido muchas cosas acerca de la vida, había tenido varios amores duraderos, cosa que no impedía en sus estudios. Ahora a esa edad tenía una nueva novia con quien permanecía largos ratos en plática. Hacían grandes planes juntos. Su chica apenas tenía sus 18 años pero siempre se decían que en el amor no importaba la edad. Su novia; tan carismática e igual de inteligente, labios exquisitos…

En cada tarde después de la escuela se juntaban para estudiar. Él tenía su lugar de estudio por lo que era el lugar más conveniente para estudiar, tenía varios libros que lo ayudaba a superarse. Cuando menos se juntaban tres veces a la semana para retroalimentar su educación e iban perfectamente. Los dos se juraban amor eterno y que esperarían a que pudieran estar juntos y así poder saciar su deseo carnal: hacer el amor.

Aquella tarde cuando estaban juntos, sonó el celular del chico, le había llegado un mensaje de un número desconocido. No le dio demasiada importancia ya que estaba con su novia y nada debía romper su romance. Ya en la noche se puso a averiguar el número y le llegó nuevamente un mensaje del mismo número desconocido. Se le hizo raro pero leyó el mensaje que decía: hoy te vi en brazos de ella, se ven tan bien. Sigan así, les deseo lo mejor. Qué lástima que yo no pueda estar en una situación similar.

Extrañado por ese mensaje, el chico le respondió lo siguiente: Hola, no sé quién eres. No sé dónde me hayas visto, el caso es que no quiero que me molestes. Mejor dime tu nombre y si me es posible poder platicar contigo, porque no quiero problemas con mi novia.

…siguieron respondiéndose por un largo rato. A cada mensaje el chico podía tener indicios de quien era, pero ya sabía que era una mujer quien le escribía por las palabras en el texto.

El chico molesto, le dijo que ya no siguiera con el juego. Porque podía bloquearla y demandarla por acoso virtual. Según él, porque estudiaba ciencias políticas. Asustada aquella mujer, le pidió disculpas y que solo lo molestaba porque no tenía cosas importantes que hacer y que se sentía deprimida, en la soledad.

Esa noche el chico siguió pensando en quién podía ser. Más no pudo dar con nadie que se asemejara su situación con lo que le habían contado por esos mensajes de texto. Ya no le escribió a su novia en esa noche por aquello de los mensajes lo había dejado intranquilo. Siguió pensando y en su memoria se le vino aquellas calles de su vecindad, probó uno a uno y recordaba que las personas eran felices, además de que estaban casados, no había ni una chica de su edad que la haya visto en algún momento. Su mente estaba en blanco con las chicas que pudieran estar en la situación contada.

Ismael Martínez
Una Búsqueda infinita

 

Amores extraños

23 Abr

Ha pasado mucho tiempo desde que escribí mi entrada, no sé que ha pasado. Pero estoy aquí para plasmar algunas de las cosas que he deseado, algunas de las cosas que no han pasado.

Imagen

No sé, la vida cada vez nos ha puesto a prueba, algunas mejores que otras, más sin embargo, juntos hemos tratado de sobrepasar los límites a la comodidad de ambos. Cada tarde nos hemos maravillado por las demás cosas que sin querer han pasado pero que dejan mucho de que hablar aunque no pueda decirlo todo ni a detalles en esta entrada.

Planeamos una tarde encontrarnos nuevamente para conversar de cosas gratas, ya que en días pasadas habíamos saltado los límites a los cuales habíamos respetado al principio, de ponernos distancias entre nuestros cuerpos. Pero rompimos nuestro propio paradigma y control a lo cual llegamos a la casa deseosos de probar de nuestra carne, de besarnos apasionadamente como dos amantes recién encontrados después de mucho tiempo.

Como sin importar las otras decisiones, esos amantes se superaron así mismos. Deseosos dije, fue por eso que se dejaron caer las prendas una a una. Así era mejor porque con las caricias y con el bochorno de la tarde mataban la pasión adherida. Se posaron desnudos frente al otro dejando miles de sensaciones en el cuerpo. Pero no se quedaron ahí, postrados en la cama se besaron con locura como si ese hubiese sido el último de sus días o como si el mundo acabase pronto. Desnudos (?), como no terminar la acción, entonces se inclinaron en acariciarse, no faltaron gustos.

Los dos amantes se disfrutaron cuerpo y alma. Él la deseaba como nunca antes, veía su cuerpo desnudo y se moría de pasión. Ponía en su boca humeante los pechos cálidos de la mujer, por lo cual ella reaccionaba de una forma fantástica ante esas sensaciones que le erizaba la piel.

Ella gemía por ratos, y ese gemido hacía vibrar el momento y con toda la pasión clavando sus uñas en la espalda de su amado, había llegado al éxtasis. Sus piernas entrecruzadas, y poco a poco se desprendieron del otro. Había sido una tarde fantástica que no se olvidará jamás. Ella en su primera vez, dejó tanto que desear para momentos posteriores, ya que había sido un momento único que no se volverá a repetir dado que ahora ella se ha convertido en el único amor de aquel hombre todavía postrado en la cama.

Imagen

Una vez. Otra Vez, Otra tarde o en una noche.,
Ismael Martínez

En la penumbra de este lugar.

13 Abr
Encuentro en el rincón más estratégico. ·Ies

Encuentro en el rincón más estratégico.
·Ies

…y fue así como la tarde se convertía en una maravilla, después de cada discusión como de parejas reales nos divertimos a pesar de todo. No basta con pelear y decidir erróneamente; es por ello que tratamos de pasarla bien cada vez que podemos.

No podemos evitar las discusiones pero en cambio podemos cambiar de tema cada vez que sentimos que esa fuerza nos arrasa. Callamos de vez en cuando pero siempre existe el orgullo que impide palabras hermosas y soy yo quien rompe los paradigmas.

A pesar de todo eso, terminamos de la mano y saboreamos el placer por tocar, el éxtasis se apodera de ti, las sensaciones por besar en tu frágil cuello, esa parte erógena que he descubierto en ti han permitido hacer muchas otras cosas. Te has dejado llevar por el momento, terminamos unos sobre el otro sin importar el lugar o quien vea a quien. Cuando haces tus gemidos porque el dolor es fuerte como un desafío. 

Empiezas a dejar tu suave y frágil cuerpo, y me imploras que vaya sobre ti. Mi boca humeante sobre tus pechos cálidos hacen tus momentos una diversión en serie cuando apenas acertaste en encontrar un lugar estratégico para estar solos tú y yo. Uno encima del otro sin importar cual peso y sentimientos acelerados, deseosos por experimentar un nuevo momento.

Terminas con el orgasmo a medias y me dices que mueres de placer.
 
Ismael Martínez 
Sensaciones que despiertan
el interés por hacerte mía.

Prendas caídas

23 Feb
Imagen

La pasión es la llama que mantiene encendido al amor.

…y a la hora de encontrarnos frente a frente, nos desmayamos de emoción. No sé cual haya sido la consistencia en vernos en aquel lugar, de pasarnos y posarnos cuerpo a cuerpo, tocando nuestra piel. De permanecer juntos al amanecer como nunca antes lo habíamos hecho. Esa mezcla de comodidad y sentirnos como en casa sin importar cual sabanas viejas tendidas en aquella cama.

Desabrochamos los botones y dejamos caer cada prenda hasta quedarnos como llegamos al mundo. Tendidos como nunca, esperando la siguiente acción que poco a poco va llegando, mientras saboreamos nuestros besos y cuando las caricias van a tu cuello dejándote llevar por el momento. Lo hemos esperado desde  mucho tiempo, y estamos aquí, amándonos.

Nuestros deseos simagesaciados y con todas las ganas de vivir un nuevo día sin importar laceraciones del alma. Oh vida mía! Cuando tu cuerpo me pertenece sin importar el día, la hora o situación que muchas veces nos domina se desvanece por completo. Nos encontramos a la cima sin saber responder a nuestros deseos que necesitan saciarse.

La inconveniencia ha sido que nuestros corazones están a más de perder el control porque exageramos en el amor. Nos tenemos por convicción, por darnos el gusto y estallar la pasión que llevamos dentro.

Mezclando las caricias, llevando mi mano en tu cuerpo, sintiendo como van cambiando las cosas cuando paso a paso llegamos al éxtasis, tu control y la mía. Así es como me inspiras, así es como te amo, así es como cada día me acerco más a tí.

Ismael Martínez
...en el mejor rinconcito, disfrutando de tu Cuerpo.

Haciendo el amor

18 Feb

Ha pasado tiempo desde que escribí mi entrada y hoy vuelvo inspirado después de pasar unos días maravillosos y que en mi regreso tengo tanto que disfrutar, al lado de un amor por supuesto.

Imagen

…y entonces con un mensaje todo se conmovió como si hubiera sido la primera vez en nuestro encuentro. Teníamos tanto de que hablarnos pero las palabras jamás surgieron, solo hubo momentos prolongados de silencio. Era mejor actuar por la indiferencia y nos hacía falta esos momentos de relajación total sin importar tiempo ni espacio; solo en ese momento que dejábamos brotar la felicidad como un todo.

Con los te quiero’s interpuestos en cada acción surgieron las demás palabras que dejaban un brisa suave al desprenderse, nos movimos nuevamente a la ruleta que tiempo antes habíamos descubierto, y esto era la segunda vez que mezclábamos cuerpo a cuerpo, saboreando el placer. Soy inmensamente tuyo, como tu cuerpo en mi tacto, tus caricias en mi cuerpo como las mías en la tuya. Disfrutamos nuevamente el momento, cuando mi cuerpo estaba hundido en tí, cuando gritando de dolor por placer tenías gestos de amor que figuraban el momento.

Nuevamente haciendo el amor como ningún otro, de mordernos en la pasión ardiente;  terminamos la acción interpuesta desde la primera vez, ahora llegamos al menos a la entrada al paraíso prometido. Sin calcular el tiempo en acción con verdadero placer y extasiados por eso, nos hundimos más y más con el calor de nuestros cuerpos.

Terminamos amándonos más y más, entonces y hasta el final de la acción podíamos coincidir en los sitios en donde nos enojamos la primera vez y el tiempo transcurrido al robarnos unos besos. Volvimos a recordar nuestros momentos vividos y todo al calce de un amor que estamos manteniendo a pesar de los años.

Ismael Martínez
Viejos recuerdos, a través de fotografías amarillas y borrosas. Todo como si my_arthubiera sido ayer…

Lágrimas desordenadas

21 Ene
Cuando dejamos de hablar, el silencio puede más pero habrá una imagen que lo cuente todo.

Cuando dejamos de hablar, el silencio puede más pero habrá una imagen que lo cuente todo.

Antes de empezar con este post, le busqué el título y pensaba en ponerle Tatuajes del Alma pero me pareció un título exótico cuando el contenido abarca poca historia, pero en fin, ahí está.

Notas acordadas y nuestros encuentros parecen no tener sentido cuando la rutina se interpone, y luego, nos apartamos de la verdad que no queremos escuchar. Pero como lo siento, cuando no podemos salir a dar la vuelta lejos del mismo destino. Cuando apenas acertamos en encontrarnos a la misma hora, en cada tarde, de vernos tan solo en la esquina de su casa. Siento tanto incomodar los momentos que debieran ser una felicidad.

Los recuerdos fluyen a su modo, por eso alma mía; aguanta todo el mal que te cae encima aunque no lo provocamos, cuando las tardes frías te congelen solo resiste.

…y así seguimos, entre juegos desordenados, cuando por  reproches sé que lloras, cuando te sientes culpable por las cosas que pasan, y bien sabes que no es así. Podemos permitir ciertas cosas pero de soltar lágrimas jamás. Nos confundimos en el teatro de la vida de tanto buscar las respuestas cuando las preguntas ni siquiera fueron las correctas. >Terminamos cada tarde dibujando la silueta que aún queda en el tacto, por ese placer de tocar.

Nos extasiamos al encuentro por los cambios venideros. Con cada beso erótico, en cada espacio de nuestros cuerpos, cuando tus ojos lo reflejan todo y solo lo escondes de mí para no ver cuanto lo sientes y el agrado de la misma.

 Ismael Martínez
Una página más a través del tiempo.

Servicio Completo

13 Ene

Todo principio se deriva de las mismas cosas. Todo es arte en la vida. Hay que saber tomar las riendas para poder seguir, dar el mejor paso dependerá de tus actos presentes para el mañana progresivo. Debemos estar preparados ante toda circunstancia, tan es así, que debemos vivir como si fuera el último de nuestros días. Desde luego, disfrutar de lo bello que hay en la vida. Preparados para hacer animosos nuestros encuentros, preparados incluso para morir, preparados para la guerra aunque haya paz. En fin. Entonces, cómo debemos disfrutar nuestros días. (¿?)

Muchos, antes de acabar con el primer párrafo ya pensaron en lo que pueden hacer como personas, muchos se quedaron pensando y meditando y esa es la cuestión en sí. No es para tomar todo a la ligera y pensar por ejemplo en conquistar a la mujer/hombre de tu vida y hacerlo(a) tu esposo(a), o casi la mayoría pensó en un viaje en el lugar más exótico del planeta, salir con los amigos e ir de parranda en parranda. Sí como no. Cuando absolutamente todos pensaron en satisfacer sus necesidades carnales, de saborear la vida sin saber saborearlo. Vaya manera de pensar pero no es en sí lo que importa, sino cómo le vas a hacer para lograrlo.

¿Quieres casarte? ¿Estás listo para estar con alguien? ¿Tienes otras prioridades antes del matrimonio? ¿Cuál es la razón por la que te quieres casar? ¿Tienes idea de lo que es un matrimonio? ¿Conoces el gran peso que conlleva esto?  _Hablamos de matrimonio cuando muchos solo se quieren juntar sin otro peso, solamente saciar sus necesidades carnales como lo estábamos diciendo anteriormente. Nada es a priori, cuando no tienen idea de lo que es la vida, cuando están en el confort porque dependen todavía de otras personas.

Saber cocinarle a la persona que quieres, pero que no sean simples huevos sino una verdadera comida, con sabor a hogar, saber que los detalles hacen la diferencia, saber que es una gran responsabilidad y saber, sobre todo, brindarle el servicio completo a la persona y al hogar como lo dijo alguien alguna vez. Pero algo más importante, si eres mujer pues debes parecerlo, que no seas solo una niña caprichosa. Sabes que no es solo estar con alguien y ya, en el mañana, habrá hijos y debes saber mantenerlos, brindarle seguridad y apoyo, sin molestarte con ellos cuando te pregunten sobre alguna tarea en donde se atoren, cuando ellos tengan la duda y pregunten algo, cuando tengas que asistir a una junta de padres de familia y que te llamen la atención porque tu hijo(a) haya obrado mal.

 Piensa antes de…

MatrimonioLa mejor manera de disfrutar la vida es vivirla a tu manera, “sólo”, todo por ahora, cuando solamente eres un pequeñuelo que quiere jugar  a ser grande. Sé responsable por tus actos vanidosos.
Ismael Martínez

Momentos únicos.

7 Nov
Imagen

Los latidos del corazón nunca callan. Y con mis acciones te digo lo que siento.

… Después de aquella cena, decidieron que la noche era hermosa como para desperdiciarlo durmiendo. Juntos disfrutaron de la noche estrellada, consolaron a la luna aún cuando se veía tan feliz. Se rindieron fácilmente, se tomaron de la mano y se comieron a besos por esa gran pasión, la noche los dejaba caer y disfrutar sus momentos únicos. Que bello, todo era pasional y volver por el mismo instinto.

La figura del momento, eran los cuerpos fundidos con el otro y que se mataban a pasión lenta. Cada rose en la piel los llevaba al placer por tocar más y más a fondo. La mujer tendida en la cama escabulle de la realidad, se dejaba llevar por la pasión que llevaba dentro. Se movían a paso lento, el placer por disfrutar el momento hacían de eso algo único. Cómo es que lo hacemos (?)  preguntó la mujer. 

Nos olvidamos del mundo, de lo que hay a nuestro al rededor. Vamos más de prisa que nuestra sangre fluye. Nuestros deseos deben cumplirse cada vez que nuestros cuerpos lo exigen. Más tú rendida ahora el mundo nos asecha. Acabemos con estas ganas de esparcirnos, de tocarnos más a fondo, de calcular la noche y que termine en una mañana hermosa. Ya para cuando hayamos alcanzado el éxtasis, estaremos más completos.

Tus labios, tu boca humeante entre risas cálidas, tus pechos fríos como un despertar de invierno, tus piernas suaves en tu piel débil. Como se erizan los momentos mágicos como lo que encontramos. Tu cuerpo se funde con mi cuerpo, el calor invade todo nuestro ser. Los latidos del corazón nunca callan y parece que el mundo nunca está en calma, pero aquí nos importa más lo que hacemos. No existen más preguntas, terminamos la oración. De nueva cuenta, eres mía, completamente mía. Mi gran amor.

Imagen

Así como despertamos cada mañana. Después de una noche de amor.

 

Noche Romántica.

17 Oct

Imagen

…y sí (?) Rompemos el paradigma en esta noche. Te has imaginado el mundo sin amor, el jardín sin flores, un cielo sin estrellas. El mundo sería monótono, solo un paisaje gris. Esta noche, quiero completarla con mi sinceridad y las ganas de tenerte a mi lado. Imaginar que mañana estarás entre mis brazos, tú dormida entre las mil sensaciones.
La música que nos mueve, las palabras con que se vierten el verbo dejan mucho de que contar para el mañana en que nos movamos en otra dirección. Cuan beso más dulce, que nos libera la tensión. El estrés de la semana se ha acumulado a su máximo nivel, pero esta noche cambia todo esto porque nos pertenecemos. Nos pertenecemos en el sentido literal de las cosas. Si siempre nos hemos pertenecido los unos a los otros, pero ahora estamos solos en esta habitación, y que más da si terminamos la oración.
Cualquier acto de amor, nos inclina al único cielo, nos lleva y nos eleva al paraíso. Necesitamos terminar entonces esta oración en nombre del amor. La noche es larga, la luna brilla a todo lo que da, su resplandor ilumina esta habitación. Parece todo mágico porque las estrellas han escrito tu nombre en el cielo, haciendo todo tan especial como lo que deseamos desde el principio.
Te has escapado una noche para mí, por ello ha de ser especial; pero ya, basta de habladurías y de sentimientos sofocados y entremos en acción.  Mostremos la parte perdida, aquello que siempre hemos buscado y que aquí lo encontramos. Que por ello mis brazos están aquí y mi cuerpo quiere deslizarse en tu suave piel.
By, Ismael Martínez
Una noche más mi amor. Solo una más te pido.
Desde esta habitación que me recuerda a ti.

Táctica y estrategia

13 Oct

ImageEntre las sabanas que nos acobijaron aquella noche estrellada, el calor hizo que nuestros cuerpos deleitaran todo sabor. Nos imaginamos cuerpo a cuerpo, las sensaciones calaron toda la piel haciendo erizos de amor y nos descubrimos en la pasión, entre los movimientos vibrantes y excitantes hacía de nuestro mundo una experiencia grata.

Noche vibrante a todo lo que causa la imaginación, y sobre las cosas que le dan sentido a este movimiento. Tus labios, esa mirada seductora causa sensaciones de sensualidad que permite que este mundo sexual se convierta en todo colores, exóticas. Más tu cuerpo que excita e incita al placer, pierdo el control sobre ello.- Tu cabello que pasa sobre mi cuello y me causa escalofríos por las caricias que se vierten a cada parte de mi cuerpo. El color rosa que figura tu belleza, estimula mis sentidos y me lleva a tí a cada momento.

Y terminamos la oración, el placer ha tocado fondo, bailamos al mismo ritmo que terminamos cansados. Nuestras manos entrelazadas hemos llegado al fin al cielo eterno.- Luego nos vestimos para seguir con la rutina diaria, “trabajar” y salir al borde de este abismo en donde podamos, juntos luchar por lo que merecemos. Sí, la noche fue para consumarnos en la pasión que llevabamos y en el día ni hablar porque todo sigue rotando.

Dulce viaje eterno, llevame a donde tu enorme mano quiera, solo hazme feliz.

 Image

Medio Dormido

5 Oct

Anoche no pude dormir, me quedé pensando hasta más de la media noche, con quien estarás, todo me hizo pensar, que me dio envidia por mi imaginación que me llevaba de un lado a otro, con pensamientos que no dImagenejaban libre la presión.

Me acordé tocando tu piel y tú desnuda en mi cama, mis dedos figuraban el entorno, no pude dejar ese recuerdo anoche, aunque sé que eres mía siento celos. Soy así porque no quiero nadie se quede pensando en la posibilidad de estar contigo solo porque yo estoy desde esta distancia enorme, que separa nuestros cuerpos que quieren fundirse con el calor del amor, no quiero que nadie toque tu piel como yo lo hago; triste me pongo porque estoy tan lejos, quiero tus labios, necesito tu cuerpo que me de calor en la noches frías.

Aún dormida y huele a sexo nuestra habitación, recorro a la melancolía que divaga por estos pensamientos banales. ¡Que bella te ves, ahí en la cama, postrandote desnuda a mí!.  Tus pechos cálidos que incitan el placer por tocarte de nuevo, y nuevamente divagando mis pensamientos. No, no puedo dejar de admirar toda esa figura que crea calor entre nuestros cuerpos, que causa sensaciones que nos llevan al CLÍMAX. Pero tú sigues ahí, tan bella e infalible, tu boca excitante y tus ojos,— wow. 

Aunque ahora me quedo inquieto por no saber con quien disfrutas el momento, no es desconfianza hacía el amor que dices sentir por mí, simplemente, la lejanía me pone a pensar y ponerme en el lugar de los débiles. Las noches no me dejan en paz, el silencio me pone contra la pared.

… y sigo pensando.