Microrelato de amor

12 Sep

En el amor, nadie puede machacar a nadie, cada uno de nosotros es responsable de lo que siente, y no  podemos culpar a otro por eso. (Extracto del Libro Once Minutos; Paolo Coelho)

índice

Después de dos años en la constante lucha por merecer algo mejor en el futuro, después de haber analizado la situación amorosa en términos de la relación en distancia había surgido un efecto en retroceso, algo que no favorecía en nada para seguir en la misma rutina, aun cuando me la pasaba frente al monitor para checar cada mensaje de amor, cada palabra en vibración donde ella reclamaba su derecho de antigüedad, pero también añorando en la distancia a esta persona que se había alejado más y más.
En esos momentos de soledad, seguía firme con mis ideales de mantener un amor en la distancia sin importar cual tiempo sin estar juntos, de no realizarnos mutuamente, amarnos y poseernos, de hablarnos y mantenernos en contacto, de poder escucharnos; por ello seguía huyendo siempre de la posibilidad de descubrir un mundo nuevo, con personas diferentes, chicas hermosas, miradas vivaces, pero me encontraba muy lejos del olvido y empezar una nueva vida. Donde nunca se me posibilitaba hablarles por cuestiones que no sé, no entiendo ahora como nunca lo entendí.

Hasta que un día después de clases, platicando con alguien en la red me hizo saber las cosas que estaban sucediendo aun cuando yo mantenía un ideal tan firme de tener a alguien allá tan lejos; esto fue la gota que derramó el vaso. Por ello la situación complicada llegó a su fin, me reencontré con esa persona capaz de cambiar mi mundo enseguida, de tan solo platicarme de cosas sin fin, escribir grandes historias para mí, cuando me leía y con esa voz suave, la fragilidad con que se expresa cambiaba el sentido de mi mundo. Ella tan paciente en escuchar mi relato, darme lecciones de amores desorbitados. Planeando siempre viajes incontables a las que nunca fui.
Por sugerencias de esta chica, con cabello teñido, ojos hermosos, me inspiraba demasiado como para dejarme caer por completo. La escuchaba a diario en el teléfono, llegaba a abrazarme, acurrucarme entre sus brazos y decirme que no pasaba nada. Y con ganas de robarle un beso, de sentirla conmigo como si me perteneciera, cambiaba algo por lo que éramos solo unos buenos amigos. Tan conocidos por cuestiones del destino.

Ahora ella era mi psicóloga como alguna vez lo fui en su vida, cuando conversamos por cuestiones de amor y desilusiones, y nos apoyamos unos al otro, de preguntarnos por qué pasará todo eso, mantenemos la vela encendida sabiendo que la persona no llegará. Nos dimos a la tarea de entender el dolor para el mañana no sufrir por la misma causa. Es controlar el descontrol del amor. Así lo dijo. Me incitó a buscar una nueva vida.

Ismael Martínez
Relatando una pequeña historia de amor
Anuncios

2 comentarios to “Microrelato de amor”

  1. El descubrimiento del amor 13 septiembre, 2014 a 9:23 AM #

    Hermoso relato Ismael, me encantó…siempre es hermoso abrir más los ojos a la vida…ahí es cuando logramos nacer de nuevo…he sido afortunada he muerto y resucitado muchas veces…lo increíble es que empezó a suceder cuando en verdad conocí el amor ….porque aunque ya lo vivía de alguna manera, no lo conocía y por ende no lo podía desarrollar más…

    • Ismael Martinez 13 septiembre, 2014 a 2:15 PM #

      Gracias por haberme leido, y darme una parte fundamental de aquello que me falta por agregarle a esta historia que estoy escribiendo.
      Saludos…

Deja un comentario y construyamos este ambiente.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: