Amantes Furtivos (Parte I)

8 Jul
Donde la soledad queda muy lejos...

Donde la soledad queda muy lejos…

_Ella, una mujer perfecta como pudiera decirse, de veinte cinco y otros años más. En varias palabras hermosas, ella es tan linda, tan joven a pesar de los años encima y cuando es madre de dos hijos. Inteligente si se pudiera leer su mente voraz. Una maestra de primaria, tan bella y sensual pero con una debilidad.

Cuántos cuentos sobre su vida, con una mujer inteligente de esa magnitud, hermosa para su esposo y para muchos más, se pudiera pensar que es feliz del todo, pero en esta historia no puede ser cabida su felicidad.

_Él; un joven de 19 de años, fuerte y estudioso en la política. Deseoso de superarse a sí mismo. Se caracterizaba por ser el más inteligente de su salón. Donde la envidia de sus compañeros era algo más que le incomodaba, pero no le daba tanta importancia porque sabía que más allá de eso, él podría ayudarlos de alguna u otra forma en unos años más. 

Durante sus diecinueve años había aprendido muchas cosas acerca de la vida, había tenido varios amores duraderos, cosa que no impedía en sus estudios. Ahora a esa edad tenía una nueva novia con quien permanecía largos ratos en plática. Hacían grandes planes juntos. Su chica apenas tenía sus 18 años pero siempre se decían que en el amor no importaba la edad. Su novia; tan carismática e igual de inteligente, labios exquisitos…

En cada tarde después de la escuela se juntaban para estudiar. Él tenía su lugar de estudio por lo que era el lugar más conveniente para estudiar, tenía varios libros que lo ayudaba a superarse. Cuando menos se juntaban tres veces a la semana para retroalimentar su educación e iban perfectamente. Los dos se juraban amor eterno y que esperarían a que pudieran estar juntos y así poder saciar su deseo carnal: hacer el amor.

Aquella tarde cuando estaban juntos, sonó el celular del chico, le había llegado un mensaje de un número desconocido. No le dio demasiada importancia ya que estaba con su novia y nada debía romper su romance. Ya en la noche se puso a averiguar el número y le llegó nuevamente un mensaje del mismo número desconocido. Se le hizo raro pero leyó el mensaje que decía: hoy te vi en brazos de ella, se ven tan bien. Sigan así, les deseo lo mejor. Qué lástima que yo no pueda estar en una situación similar.

Extrañado por ese mensaje, el chico le respondió lo siguiente: Hola, no sé quién eres. No sé dónde me hayas visto, el caso es que no quiero que me molestes. Mejor dime tu nombre y si me es posible poder platicar contigo, porque no quiero problemas con mi novia.

…siguieron respondiéndose por un largo rato. A cada mensaje el chico podía tener indicios de quien era, pero ya sabía que era una mujer quien le escribía por las palabras en el texto.

El chico molesto, le dijo que ya no siguiera con el juego. Porque podía bloquearla y demandarla por acoso virtual. Según él, porque estudiaba ciencias políticas. Asustada aquella mujer, le pidió disculpas y que solo lo molestaba porque no tenía cosas importantes que hacer y que se sentía deprimida, en la soledad.

Esa noche el chico siguió pensando en quién podía ser. Más no pudo dar con nadie que se asemejara su situación con lo que le habían contado por esos mensajes de texto. Ya no le escribió a su novia en esa noche por aquello de los mensajes lo había dejado intranquilo. Siguió pensando y en su memoria se le vino aquellas calles de su vecindad, probó uno a uno y recordaba que las personas eran felices, además de que estaban casados, no había ni una chica de su edad que la haya visto en algún momento. Su mente estaba en blanco con las chicas que pudieran estar en la situación contada.

Ismael Martínez
Una Búsqueda infinita

 

Anuncios

2 comentarios to “Amantes Furtivos (Parte I)”

  1. Diego Torsten 8 julio, 2014 a 9:29 PM #

    Que buena entrada, muy interesante!, entre mas amplia la mente, mas se puede perder en ella, encontrándose en un sin fin de pensamientos, yo particularmente en este caso donde la mente tendría mil caminos y mi corazón con su sexto sentido un solo camino, me iría con el concepto de mi corazón, si tengo una esposa que amo y hace parte de mi ser, indudablemente siempre estaría con ella, y en verdad no existiría nadie mas, ninguna chica seria suficiente para dejarla jamás.

    • Ismael Martinez 20 julio, 2014 a 4:12 PM #

      Eso es todo. Ama a quien tienes a tu lado y valora la por completo… Saludos…

Deja un comentario y construyamos este ambiente.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: