Amores extraños

23 Abr

Ha pasado mucho tiempo desde que escribí mi entrada, no sé que ha pasado. Pero estoy aquí para plasmar algunas de las cosas que he deseado, algunas de las cosas que no han pasado.

Imagen

No sé, la vida cada vez nos ha puesto a prueba, algunas mejores que otras, más sin embargo, juntos hemos tratado de sobrepasar los límites a la comodidad de ambos. Cada tarde nos hemos maravillado por las demás cosas que sin querer han pasado pero que dejan mucho de que hablar aunque no pueda decirlo todo ni a detalles en esta entrada.

Planeamos una tarde encontrarnos nuevamente para conversar de cosas gratas, ya que en días pasadas habíamos saltado los límites a los cuales habíamos respetado al principio, de ponernos distancias entre nuestros cuerpos. Pero rompimos nuestro propio paradigma y control a lo cual llegamos a la casa deseosos de probar de nuestra carne, de besarnos apasionadamente como dos amantes recién encontrados después de mucho tiempo.

Como sin importar las otras decisiones, esos amantes se superaron así mismos. Deseosos dije, fue por eso que se dejaron caer las prendas una a una. Así era mejor porque con las caricias y con el bochorno de la tarde mataban la pasión adherida. Se posaron desnudos frente al otro dejando miles de sensaciones en el cuerpo. Pero no se quedaron ahí, postrados en la cama se besaron con locura como si ese hubiese sido el último de sus días o como si el mundo acabase pronto. Desnudos (?), como no terminar la acción, entonces se inclinaron en acariciarse, no faltaron gustos.

Los dos amantes se disfrutaron cuerpo y alma. Él la deseaba como nunca antes, veía su cuerpo desnudo y se moría de pasión. Ponía en su boca humeante los pechos cálidos de la mujer, por lo cual ella reaccionaba de una forma fantástica ante esas sensaciones que le erizaba la piel.

Ella gemía por ratos, y ese gemido hacía vibrar el momento y con toda la pasión clavando sus uñas en la espalda de su amado, había llegado al éxtasis. Sus piernas entrecruzadas, y poco a poco se desprendieron del otro. Había sido una tarde fantástica que no se olvidará jamás. Ella en su primera vez, dejó tanto que desear para momentos posteriores, ya que había sido un momento único que no se volverá a repetir dado que ahora ella se ha convertido en el único amor de aquel hombre todavía postrado en la cama.

Imagen

Una vez. Otra Vez, Otra tarde o en una noche.,
Ismael Martínez
Anuncios

2 comentarios to “Amores extraños”

  1. H. Ema 26 abril, 2014 a 5:55 AM #

    Muy bonito 🙂

Deja un comentario y construyamos este ambiente.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: