Ineptitud Política II

13 Dic

Cada día estamos expuestos a grandes problemas, estamos en momentos críticos, momentos cuando tan solo podemos reflexionar porque ya las cosas se hicieron cuando por algo cedimos a formar un mal gobierno.

¿Qué hacemos cuando todo parece en peligro: los derechos sociales, el Estado del bienestar, la democracia, el futuro? ¿Qué hacemos cuando se liquidan en meses conquistas de décadas, que podríamos tardar de nuevo décadas en reconquistar? ¿Qué hacemos cuando el miedo, la resignación, la rabia, nos paralizan? ¿Qué hacemos para resistir, para recuperar lo perdido, para defender lo amenazado y seguir aspirando a un futuro mejor? ¿Qué hacemos para construir la sociedad que queremos, que depende de nosotros: no de mí, de nosotros, pues el futuro será colectivo o no será?

En estos momentos estamos atrapados bajo diversos monopolios, que prácticamente ni el gobierno mismo puede controlar. Pero será porque el mismo gobierno le ha cedido todos los permisos para entrar de esa manera. A la vez estamos bajo una crítica destructiva, bajo todos los maleficios dentro de un mundo enfermo. Un mundo lleno de odio por competencias políticas,  y que el infierno mismo, se vive día tras día en los mismos lugares, y aunque empiecen nuevos sexenios de gobierno, todo empieza y termina igual. Absolutamente todo, porque resulta como decíamos en la primera entrada de Ineptitud Política I, son los mismos de siempre.

Tenemos tantas decadencias, crisis, corrupción, además de los cambios drásticos del medio ambiente. A quien le interesa lo que pasa alrededor del mundo cuando en nuestras casas están iguales o peores, lo que no nos damos cuenta que todo viene desencadenándose por las mismas acciones del mal gobierno, la mala administración de los recursos, el desvío de las mismas y que no beneficia a nadie. Todo es política en la vida, siempre surgen dudas cuando un gobernante y sus legisladores mediocres exponen ideas que según cambiarán al país, por una Modernización o la privatización. ¿Será para bien o para mal, cuando reforman las leyes?… Solo que no entienden de los efectos. Ya que todos somos víctimas de las circunstancias, víctimas de los que están en el poder y que nos quieren manipular, víctimas de los que creen conocer pero a perjuicio de la sociedad.

Desgraciadamente, como sociedad, no razonamos en cada problema, somos demasiados conformistas y nos refugiamos con nuestras actividades rutinarias para decir que podemos cuando en realidad no se puede. Tal vez no somos capaces de levantarnos a luchar por un bien común. Dejamos de lado los problemas realmente importantes, merecedores de la nación, de nuestra patria. Solo por una felicidad transitoria. Entonces… ¿quiénes son los títeres de la nación?

Que es lo que corre por tu vena.
Ahora sueltas a carcajadas con mis palabras.
Observo los pensamientos por la forma 
en que actúan y realmente no pueden solos.
Ismael Martínez
Menuda contradicción. Si es el mismo traidor de la nación.

Menuda contradicción. Si es el mismo traidor de la nación…

Anuncios

Deja un comentario y construyamos este ambiente.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: