Trivialidades del Amor

14 Ago
Durante toda mi vida he entendido al amor como una especie de esclavitud consentida. Es mentira: la libertad solo existe cuando él está presente. Aquel que se entrega totalmente, que se siente libre, ama al máximo. Y el que ama al máximo se siente libre. Pero la verdadera experiencia de la libertad: tener lo más importante del mundo sin poseerlo.
Viví o sigo viviendo la experiencia más extraña. Tengo a un supuesto amor allá muy lejos, en la distancia enorme. Aunque yo mismo he dicho que la distancia no separa a dos corazones que realmente se aman, hoy no lo sé exactamente. Y creo, lo separa la voluntad de las dos personas, son ellos quienes se alejan dejando que los cuerpos se marchiten sin explicación alguna. Son tantas las fallas que persisten en una relación pero quien es capaz de comprender esa diferencia, es capaz también de cambiar el entorno gris.
¿Cuándo nace el lenguaje del alma? Pues claro está que cuando hay comunicación entre las personas, se crea un conjunto de palabras hasta convertirlo en algo magnImagenifico. Cuando le prestas atención a lo que va a pasar y que realmente le das importancia a lo que en realidad merece.
El amor más fuerte es aquel que puede mostrar su fragilidad. En cualquier caso, si mi amor es verdadero, y no solo una manera de distraerme, de engañarme, de pasar el tiempo que no corre en esta ciudad; la libertad vencerá los celos, y el dolor que provocan, ya que también el dolor es parte de un proceso natural. Y yo, tendré que luchar con todas mis fuerzas para quitarme de encima a esta distancia que por cierto, no separa a estos sentimientos, por muy absurdos que sean, no le importa cuan distante esté el cuerpo que lo absorbe.
El que hace deporte lo sabe: cuando queremos conseguir nuestros objetivos, tenemos que estar dispuestos a soportar una dosis diaria de dolor y malestar. Al principio es incómodo y no motiva, pero con el paso del tiempo entendemos que forma parte del proceso de sentirse bien, y llega un momento en que, sin el dolor, tenemos la sensación de que el ejercicio no está teniendo el efecto deseado.

En todas las lenguas del mundo hay un mismo dicho: ojos que no ven, corazón que no siente. Pues yo afirmo que no hay nada más falso que eso; cuánto más lejos, más cerca del corazón están los sentimientos que intentamos sofocar y olvidar. Si estamos en el exilio, queremos guardar cada pequeño recuerdo de nuestras raíces, si estamos lejos de la persona amada, cada persona que pasa por la calle nos hace recordarla.

El arte del amor es como la pintura del artista, requiere técnica, paciencia, y sobre todo práctica entre la pareja. Requiere osadía, preciso ir más allá de aquello que convencionalmente la llaman “hacer el amor”.

Desde que fuimos expulsados del paraíso, sufrimos, o hacemos sufrir a alguien, u observamos el sufrimiento de los demás. Es incontrolable.

Anuncios

Deja un comentario y construyamos este ambiente.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: