A veces pienso-…

15 Mar

A veces tenemos miedo, miedo a buscar, miedo al despojo, miedo a no ser correspondido. Tenemos mucho miedo y no enfrentamos la verdad. Entonces jamás conocemos nuestra capacidad de acto.- No somos capaces de llegar en donde anhelamos, no nos esforzamos por ver terminar nuestros sueños. A veces nos levantamos con miedo a seguir, a veces despertamos sin ganas de vivir; todo aquello que nos pasa, no le tenemos una explicación verdadera y detallada. Hay veces en la que nos sentimos tristes, callados y aburridos. Sentimos a todo el mundo quebrantado. Hay otras veces en las que nos peleamos con los otros, con quien tal vez nos llevábamos bien.

Nadie tiene la respuesta concreta a lo que nos pasa, porque nosotros mismos lo escondemos, no nos inclinamos a ver realmente a lo que pasa, y luego de preguntarnos quienes somos. Nos ocultamos tras una máscara pero bien sabemos que tarde o temprano se podría romper, de alguna forma.

Ojalá todo sea entendible, y pensar que después de una gran tormenta siempre viene la calma. Ojalá hubiera un manual de cómo manejar nuestras vidas y vivirla positivamente. Sin pensar en los regazos  del futuro incierto prácticamente infundado. Es por eso que a veces estamos tan cansados de las cosas, nos sentimos rechazados cuando por minoría anuncian que hemos obrado fuera de lo común. ¿Qué es lo que tratamos de hacer, qué es lo que nos molesta tanto?  Es que uno, nunca lo sabe con certeza y que por esa razón siempre nos quedamos tan bajos. Tenemos ese miedo de enfrentar los retos.

Pero somos una caja de sorpresas, infinitas maravillas nos habitan, ¿hasta cuándo piensas apartar la mirada? Estando alineados por el eje de la belleza somos capaces de cuidar pensamientos, revisar creencias, elegir las palabras, encaminar nuestros pasos… ¿Puedes afirmar que todo aquello que haces, deseas, sientes y comunicas es útil para ti y para el mundo? ¿Puedes asegurar que tu vida se ha aliado con la gracia y la hermosura? Conseguida la reconciliación interior, empieza de veras el camino hacia el otro. Por eso la siguiente frase:

Más vale perder un minuto en la vida que la vida en un minuto.

 

Autor: Ismael Martínez Mejía

Anuncios

Deja un comentario y construyamos este ambiente.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: