Razonamientos

11 Dic

 ¡Basta ya!  Basta de estar esperando a que alguien suponga un cambio entre nosotros, cosa que difícilmente pudiera pasar. ¿Y si no lo permitimos? ¿Será porque estamos tan pegados a la persona equivocada? ¿Acaso no somos igual de inteligentes que los otros? Pongámosle un fin a todo eso y dejemos de ser egoístas en plantearnos preguntas incoherentes. En hacer todo eso, solo nos inclinamos al descenso, no en el progreso. Sobre todo cuando se trata de compartir algo; hacemos todo lo contrario, divulgamos las mentiras, lo que aún no se ha descubierto.

 Por qué hacemos las cosas más innecesarias, de todo aquello que no es bueno. Será por nuestros intelectos, pero porqué inclinarnos en perjudicar a los demás. Pero como todos saben, tenemos algún defecto, físico o espiritual, o emocionalmente, los cuales no podemos notar, y hacemos la crítica en   donde no  deberíamos. No buscamos lo mejor, no sabemos que muchas veces, los defectos son los que pueden hacer mucho más de lo que podemos hacer como personas. Es que no sabemos superar los pequeños detalles y lo dejamos para algún otro momento. Ese es el grave error, aunque lo simplifiquemos.

 Es que siempre les preguntamos a los demás por nuestra manera de vivir, no detalladamente, pero es que no nos cuestionamos a nosotros mismos de las esperanzas y las grades oportunidades que tenemos.

 Por qué no; poder esperar, siquiera un momento, para volver con todas las ganas y levantar un mundo exclusivo, algo que en realidad valga la pena. Ya que hasta las penas de la vida valen la pena. Porque es un desarrollo más en nuestro camino. Todo significa una lucha, ese es el complemento tan necesario para poder avanzar.

 Ahora bien; sin dar tantos palmazos y batacazos por la forma de empezar, actuemos de lo que le resta a nuestra historia aventurera, que posiblemente se puede remediar muchas cosas, porque este no es el fin del mundo. Todo se es posible, si decides entregarte a una vida mejor.

 Solo haz que todo florezca a cada instante, velando por todo aquello que se decide conseguir. Es un simple retrato para empezar desde el principio. Sin más ni más, hablemos de otra cosa en este mismo capítulo. Aunque no se mencionó anteriormente, es que este capítulo no resulta tan amplio; y en el contexto anterior ya hablamos de caprichos, en unas cuantas palabras, aunque no lo crean. Ahora hablemos del orgullo.

 Como todo; mucho de lo bueno es malo. Quizá en algunas ocasiones es bueno sacar nuestro propio orgullo y darnos a valer. Pero en muchas otras es una venda que nos tapa los ojos y no nos deja ver más allá de nosotros mismos. Hacer un mal uso de él, nos  puede hacer perder muchas cosas. En los momentos que más orgullosos solemos ser, es cuando tenemos una discusión. Queremos tener la razón y quedar por encima del otro.

  Es aquí cuando debemos pensar, tener un poco de empatía y tragarnos nuestro orgullo. El orgullo no nos deja ver la pequeñez de nuestra personalidad, creyéndonos tan importantes y tan grandes, engañando a nuestro ego dejando que se crea real.

 Quizá el orgullo sea como una coraza para aquellas personas que son inseguras y tienen miedo. Miedo a no ser valoradas. Pero aquí está la estabilización de decir: “Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”. Muchos ya lo habrán escuchado y esta afirmación puede explicar muy bien como una persona orgullosa en el fondo es alguien débil y con temor. También se puede relacionar a las personas orgullosas con aquellas a las que les cuesta mostrar sus sentimientos, decir te quiero a las personas a las que debe decirse o a la que piden perdón con los labios apretados.

  Nos olvidamos por completo que tan solo somos una minúscula partícula en el universo y que no valemos nada en comparación de cosas mejores porque no actuamos para bien. Somos tan orgullosos de lo que tal vez no pudimos hacer solos.

 Yo no digo que no seamos orgullosos de lo que tenemos o de lo que hemos hecho, solo hay que saber hacerlo y ser responsables sin dudarlo y sin pensarlo una y otra vez. Pero que cuando se nos pregunte algo, debemos responderlo en base a nuestra realidad, del porqué nos sentimos orgullosos.

Aunque en muchas otras ocasiones estamos asustados, asustados  de lo que tal vez no podemos hacer; asustados de lo que  pensaría la gente si tratamos de hacerlo.

Permitimos que nuestros miedos  se interpongan en nuestros sueños. Decimos no, cuando queremos decir si. Murmuramos cuando queremos gritar, y después, después gritamos a quien no teníamos que hacerlo.

 ¿Por qué? Porqué todo tiene que pasar cuando menos lo esperamos, o por qué hacemos otra cosa cuando deberíamos hacer la otra, que es la mejor.

 Pero después de todo  cruzamos por esta vida una sola vez por eso no hay tiempo para tener miedo. Podemos empezar a hacer lo que más queremos o lo que nunca hayamos imaginado hacer algún día. Poder terminar todo lo que hayamos dejado a medias. Porque después de todo, el tiempo no regresa y no perdemos nada con intentarlo.

 No disminuyamos nuestro valor comparándonos con otros; mejor actuemos para buscar el equilibrio en la vida. Estamos en condiciones de elegir lo que es mejor para nosotros; así que no demos por supuestas las cosas más queridas por el corazón, porque la probabilidad de equivocarnos está al cien por ciento. No dejemos que la vida se nos escurra entre los dedos por vivir en el pasado o para el futuro. Nada termina hasta en el momento que uno deja de intentar, arriesguémonos ante todo porque así aprenderemos a ser valientes y a aprender a dar el valor a las cosas.

Anuncios

Una respuesta to “Razonamientos”

  1. iescritor 11 diciembre, 2012 a 6:03 PM #

    Una partecita de aquello que escribí hace mucho tiempo. Aunque ahora tengo el nuevo diseño.

Deja un comentario y construyamos este ambiente.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: